jueves, 9 de julio de 2009

Alleine Zu Zweit

Al principio era un sonido tenue, que se deslizaba entre las ramas, filtrado por las hojas que refulgían en plata bajo la luz de Selene. A esa hora tardía , los fuegos fatuos iluminaban algunos claros del bosque. Y el sonido se incrementó. Si nos deslizamos entre las ramas, sortando esos círculos de hongos, los llamados Círculos del Diablo; si después de saludar a las dríadas, perfumadas de oscuridad y musgo, que nos miran con su sabia sonrisa, pues saben nuestro destino, y continuamos, cruzamos el arroyo canturreante, respirando la atmósfera de humedad dulce, de las suaves lluvias de esa tarde, después de toda esta ruta por la mágica foresta, vemos la vieja torre. De allí viene el sonido que impregna este sueño.

*

Desde la única ventana en la que arden las bujías de ve la silueta; un violín gris sujeto entre las expertas manos, que ejecutan los rápidos movimientos, arrancando, acariciando las cuerdas los bellos sonidos que se deslizan torre abajo. ¿Por qué? ¿Por qué toca a la oscuridad... ? Por ella
Sus labios musitan unas palabras...

"Tanz, mein Leben, Tanz"
"Danza, mi vida, danza"








Y es cuando ella aparece. Tímidamente, desde detrás de uno de los azules fuegos fatuos, en el centro de uno de los Círculos del Diablo. Sus pies tocan, con una sensación de frescor, la tierra húmeda. Escucha la música, o las palabras de él, y se estremece. Sus piernas empiezan a ejecutar pasos de ballet. Su cuerpo se arquea, alzado por las notas, por la música. O por las palabras de él.

"Alleine zu Zweit"
"Solos los dos"

Salta, cimbrea entre los árboles, la niebla baja se enreda en sus finos tobillos, en su cuerpo, como ella acaricia la hiedra oscura, como ella evoluciona alrededorde los añosos árboles musgosos. Sus delicadas manos se elevan, con la música, o las palabras de él, buscando la luz de la luna de invierno que los ilumina a ambos.
Ella Danza para el mientras el sonido del violín gris cae como una cascada dese la torre, envolviéndose en la música, o en las palabras de él. Y cuando el violín cesa su música,

"Tanz, mit mir"
"Danza conmigo"

el susurro cae lentamente, y ella se abraza, sus ojos buscan el ámbar de la ventana, tras las guedejas de sus rizos y entonces lo ve otra vez más, y susurra con él la música de aquellas palabras:

"Tanz, mein Leben, Tanz
tanz mit mir,
tanz mit mir noch einmal
in den pure Rausch der nackten Liebe"

"Danza, mi vida, danza
danza conmigo,
danza conmigo una vez más,
en este puro éxtasis de amor desnudo"

Ella manda un beso con un susurro,

"Alleine zu Zweit"
"Solos los dos"


Y con una lágrima, una furtiva lágrima , se despide una vez más, una noche de luna más, y vuelve con un corto giro, hasta el lugar etéreo donde descansa.
Y el violín gris retorna a su funda, esperando renovar el hechizo para poder verla Danzar una vez más, elevándose en su amor.



"Tanz"


*De la canción Alleine zu Zweit de Lacrimosa.